La edad dorada del sindicalismo eldense

Con motivo del desarrollo de la industria del calzado, la ciudad de Elda vivió una auténtica revolución social al constituirse una nueva clase formada por los obreros de las fábricas. Consecuencia de ello, se desarrollará un movimiento sindical muy activo cuyas acciones serán recordadas durante años. A partir de los datos recabados por José Ramón Valero Escandell y Alberto Navarro Pastor en el libro ‘Elda 1832-1980, Industria del calzado y transformación social’, desglosamos a continuación sus principales actuaciones.

1899-.  Elda vive su primer movimiento reivindicativo protagonizado por obreros industriales. “La huelga de 1899 se produce en protesta por los bajos salarios percibidos, inferiores a los zapateros de Madrid, Barcelona o Mahón”, explica Valero Escandell.

En aquellos momentos, las sociedades de socorros mutuos habían vuelto a recobrar la confianza de los obreros y una de ellas, ‘La Caridad’ (1886) contaba con 325 socios. También se había fundado, en 1898, la primera sociedad cooperativa eldense dedicada a la construcción de casas baratas, ‘La prosperidad’.

1900-.  La sociedad obrera ‘La emancipación’, creada en Novelda, abrió una delegación en Elda difundiendo sus propósitos. Estos no eran otros que los de “mejorar la condición de sus asociados en el orden moral y material, llevarles el conocimiento de sus derechos mediante la instrucción y la defensa de sus intereses procurándoles mejoras en la forma de verificar el trabajo y mayores beneficios en el salario”.

1903-.  La huelga que se inició el 8 de octubre de 1903 tuvo como motivo “la reclamación de aumento de salario que les había sido disminuido por el fabricante”, como cuenta Navarro Pastor ,“por primera vez adquirió unas características de violencia y tumulto desconocidos en la población hasta aquel momento”.

Este mismo año se constituyó en Elda la sociedad ‘La Regeneradora’ con los mismos fines de defensa del trabajador que la sociedad noveldense ‘La emancipación’.

1912-.  Los anarquistas fundaron la sociedad ‘La Racional’, de tendencias cenetistas.

Durante los meses de junio y julio tuvo lugar la huelga que se produjo en la fábrica de Vicente Castelló y Cia. y que causó “gran tensión en la población”. La huelga afectaba a 130 obreros de dicha empresa.

1914:-. En diciembre habían comenzado a llegar a las fábricas eldenses importantes pedidos de botas para los soldados franceses.  Aprovechando el momento de optimismo empresarial los obreros eldenses, encuadrados en la asociación ‘La Racional’, exigieron la modificación de normas hasta entonces admitidas en la relación laboral como “el trabajo a destajo y a domicilio”, para el cual pedían que se aumentaran los precios haciéndolos más adecuados al esfuerzo obrero. También se pedía que “fuera el fabricante el que facilitara a las aparadoras a domicilio el hilo y las agujas, que hasta entonces  tenían que poner ellas mismas”.

“Algunos fabricantes, como Blas Amat, se negaron  a estas peticiones, provocándose una huelga en dicha fábrica que pronto se convirtió en huelga general, probablemente la llamada ‘huelga del hilo’ que era recordada durante muchos años después como una de las que más unánime se mostró el trabajador eldense”, determina Navarro Pastor.

La huelga duró 15 días y aunque el éxito de las aparadoras en la huelga fue relativo, sí se consiguió la unificación de los precios y que fueran los fabricantes los que proporcionaran el hilo y las agujas a las trabajadoras a domicilio.

1917-. Tuvo lugar la ‘huelga general revolucionaria’. Esta fue de gran repercusión en la ciudad, tanto por los incidentes que se produjeron como por los numerosos obreros que fueron detenidos.

1918-. Tuvo lugar una huelga que afectó principalmente a la empresa Bellod Hermanos, que estuvo apunto de llegar al ‘lockout’ y “muchos patronos manifestaron su decisión de cerrar sus fábricas, hartos de los problemas que les acosaban constantemente”. Estra medida extrema del cierre “era una demostración del endurecimiento de posturas ante la conflictividad social, originada en ocasiones por motivos fútiles y ajenos a la problemática laboral” cuenta Navarro Pastor.

La huelga se extendió y se vieron implicados 3.000 obreros.

1927-. Hasta el momento los episodios huelguísticos habían sido muy reducidos. Tal y como apunta Valero Escandell, “las causas habría que buscarlas en el descabezamiento del movimiento sindical tras los duros enfrentamientos producidos en torno al año 1917, a que fueron años de bonanza económica para la industria, a la propia política de los primeros años de la dictadura de Primo de Rivera (que reprimió duramente el anarquismo al tiempo que supo atraerse a los ugetistas) y al hecho de que la mayoría de los obreros procedía de poblaciones en las que las condiciones laborales eran aún más duras”.

En este mismo año se produjo una huelga sectorial de “relativa importancia”, según Valero Escandell: la iniciada  en las fábricas de los empresarios Antonio Porta y Joaquín Vera, que se prolongó durante unos 25 días.

1930-. La huelga de la primavera de 1930 ha sido considerada por estudiosos como “la principal huelga de la provincia en dicho año”, tal y como apunta Valero Escandell.

La huelga, que se desarrollo durante los meses de marzo y abril, afectó a 60 talleres y 8.000 trabajadores. Se extendió al conjunto de obreros de Elda y Petrer y “puso al descubierto los distintos puntos de vista del sindicalismo anarquista y del socialista”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: