El problema olvidado

por Irene Giménez Lozano

La crisis que azota al sector del calzado continúa patente en los periódicos a través de las constantes referencias al cierre de fábricas e incremento del desempleo. No obstante, los políticos parecen haber olvidado una situación que se esta convirtiendo en un mal crónico para la ciudad de Elda. Calceus analiza los programas electorales de las diversas agrupaciones locales y somete a examen la recién acabada legislatura con el fin de averiguar que lugar ocupa el ‘problema olvidado’.

Las elecciones del 22 de mayo de 2011 volvieron a dar mayoría absoluta al Partido Popular (PP) liderado por la eldense Adela Pedrosa. La agrupación ha consolidado su mayoría con catorce concejales, uno más que en las elecciones 2007. Esta nueva mayoría actúa en detrimento del Partido Socialista (PSOE), cuya renovación total no ha impedido la pérdida de un concejal respecto al año anterior.

En el nuevo ‘juego de tronos’ eldense, la novedad recae en el concejal que Unión Progreso y Democracia (UPyD) ha conseguido situar dentro del consistorio. Por su parte, Esquerra Unida (EU) mantiene sus clásicos dos concejales.

Pocas variaciones en un Ayuntamiento que ya sufrió su particular revolución en el año 2007 con el ascenso al poder del PP tras doce años de hegemonía socialista.

A la vista de los nuevos resultados, todo apunta a que Pedrosa y su gobierno llevarán a cabo una política continuista. Pero, ¿cuáles han sido las medidas que tantas simpatías han despertado?, ¿en qué ha basado su gobierno la agrupación?, ¿qué hay del resto de partidos?

La niña bonita

El PP eldense hizo frente a las elecciones del 22 de mayo con un programa que asentaba sus bases en proyectos colosales tales como la creación de una ciudad deportiva municipal, la remodelación de la clásica Plaza Castelar o la construcción de un centro comercial. Nuevas propuestas que se alejan de ‘la niña bonita’ de las anteriores elecciones: la Ciudad de Calzado.

El proyecto estrella de la agrupación popular consistía en un espacio de 300.000 metros cuadrados de superficie en el que compartirían espacio un centro de desarrollo e investigación, un nuevo museo del calzado, una facultad de Diseño y una zona de comercio.

Para llevar a cabo este macroproyecto, Pedrosa creó una concejalía específica para su gestión. Cuatro años después, nada se sabe de la iniciativa que cautivó a los eldenses. Lejos de volver a incluir en el programa electoral un proyecto de tales características relacionado con el calzado, Pedrosa y su equipo han optado por el desarrollo del sector servicios en Elda. La única referencia a políticas en materia de calzado presente en el programa es la promesa de “potenciar las Rutas de los Outlets en los próximos cuatro años”, tal y como en él se detalla. Para ello, “el Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la Autoridad Portuaria de Alicante al objeto de que la ciudad zapatera pueda aprovechar el potencial derivado del auge del turismo de cruceros”.

Promoción exterior

La ‘Ruta Outlet’ se ha convertido en uno de los estandartes del gobierno popular en materia de calzado. Esta iniciativa enmarcada en el ámbito turístico responde al creciente interés del Ayuntamiento por fomentar la promoción exterior.  Un interés que se aprecia en los tardíos presupuestos generales del Ayuntamiento para el año 2011.

En referencia a ello, Mª Luisa Ruíz, edil de EU opina que “en los presupuestos para este año comprobamos como se apuesta de nuevo por la promoción exterior como si fuera la solución a todos los males. Por otro lado, se reduce la aportación a la industria, demostrando que el gobierno de Adela Pedrosa solo apuesta por los sectores menos productivos, como son la construcción y el turismo”.

No obstante, la defensa de la promoción exterior es también uno de los hilos conductores de otros partidos como UPyD. La nueva agrupación se compromete en su programa electoral a “potenciar a la industria zapatera, con campañas de promoción y publicidad a nivel nacional e internacional y trataremos de obtener los recursos necesarios del IVEX y del ICEX”, así como “la proyección de la ciudad de Elda hacia mercados exteriores como vía primordial para la captación de oportunidades y el incremento de la competitividad”. Sin dejar a un lado el filón ‘outlet’, UPyD lanza la iniciativa de “crear dos ferias de calzado outlet al año, coincidiendo con las temporadas de invierno y verano, donde participen fabricantes del sector y comercio local y que prestigie la imagen de Elda”.

La señal distintiva de UPyD respecto al resto de partidos implica la creación de una Escuela Universitaria de Diseño de calzado en Elda. Una iniciativa ligada a la promoción del sector. Según palabras de su cabeza de lista, César González “esta iniciativa pasa por conseguir promover la creatividad, que el calzado de Elda sea puntero en diseño y en tecnología. Es necesario conseguir una buena red de comercialización y distribución. Eso puede hacerse instalando aquí una Escuela Universitaria de Diseño del calzado, con lo cual Elda se posicione como líder en diseño y podamos vender nuestros zapatos en las mejores boutiques de Europa a un precio más elevado, incrementar el valor añadido por cada par”.

En estos momentos, la formación en materia de diseño de calzado corre a cargo de INESCOP con el diploma ‘Especialización Profesional en Diseño de Calzado’. La agrupación liderada por González es consciente de ello, por eso determina que “a este curso hay que darle un cariz universitario. Así mataríamos dos pájaros de un tiro, ya que conseguiríamos impartir una titulación universitaria más en Elda y dar una alternativa para empresarios y trabajadores”.

El PSOE tampoco se resiste a la seducción de la promoción exterior y anuncia en su programa la “promoción exterior de la ciudad a través de la marca ‘Ciudad de Elda’ basada en productos de excelencia como el calzado y la gastronomía”

Esta alta consideración de los políticos locales por la promoción del producto local les ha conducido a hacer acto de presencia en las diversas ferias de calzado. Mientras que el secretario general de los socialistas eldenses, Rubén Alfaro, visitó Modacalzado durante la campaña electoral; la Alcaldesa Adela Pedrosa va un paso más allá y hace acto de presencia en las ferias cada vez que puede. Para EU esto supone un gasto inadmisible: “El año pasado la Concejalía de Turismo gastó casi 10.000 euros para que la alcaldesa y sus concejales viajasen por diferentes ferias. Dudo que por su presencia se vendan más zapatos o vengan más visitantes a Elda”, apunta Mª Luisa Ruiz, que además no comprende que “se gasten más de 7.000 euros en publicitar los outlets, mientras el número de parados en nuestra ciudad aumenta diariamente”

Suelo industrial

La promoción exterior es una de las medidas más llamativas, pero no por ello la más necesaria. Entre las reivindicaciones de los sindicatos y asociaciones obreras se encuentran las políticas que ayuden a la diversificación y fomenten la creación de suelo industrial. Pese al protagonismo de las políticas que abogan por un desarrollo del sector del calzado en el ámbito de la promoción, la creación de suelo industrial se cuela entre las medidas que proponen las agrupaciones.

El PSOE recoge en su programa la “ampliación del suelo industrial en el polígono Finca Lacy”. La Finca Lacy es uno de los tres polígonos industriales que alberga la ciudad. Inaugurado en el año 2003, fue financiado por SEPES (Entidad Pública Empresarial del Suelo) a instancias del Ayuntamiento de Elda.

EU también se ha fijado en el polígono más joven de la ciudad para orientar una de sus iniciativas y promete el “aprovechamiento de parcelas sobrantes en los laterales del polígono Finca Lacy para la construcción de pequeñas naves industriales en el mismo”.

La agrupación local de izquierdas va un paso más allá y “solicita al SEPES la recuperación de las parcelas sin edificar en el mismo y que hallan trascurrido más de cinco años desde su venta, con la intención de evitar la especulación y disponer de suelo industrial”.

El enfoque de las políticas de EU en materia de calzado huye de los elementos promocionales y se centran en los problemas clásicos de la industria: la falta de suelo, la diversificación y el control de la economía sumergida. Estas ideas se desprenden tanto de las declaraciones de su portavoz Mª Luisa Ruíz, como de las iniciativas que se contemplan en su programa electoral. En él se recogen como medidas “potenciar el servicio de inspección de la Concejalía de Actividades Calificadas, en la acción contra el clandestinaje y la economía sumergida”,  y “construir un nuevo polígono industrial público”. Este polígono se convertiría en el tercero de gestión pública en la ciudad (junto con la Finca Lacy y Campo Alto). Elda pasaría a tener un total de cuatro polígonos industriales (a los de gestión pública, se le suma La Torreta – Rio, de gestión privada).

Planes y competencias

La crisis del sector y el problema del desempleo son asuntos complejos en los que convergen varios aspectos. A la irrupción del producto asiático se le unen problemáticas tales como la situación económica mundial, la economía sumergida o la falta de formación de empresarios y trabajadores. Para hacer frente a esta situación, el gobierno local poco puede hacer. Tradicionalmente, las actuaciones de los ayuntamientos eldenses se han basado en la formación para la creación de empleo y la solicitud de ayudas a los gobiernos autonómicos y centrales.

La formación de los trabajadores corre a cargo de IDELSA (Instituto De Desarrollo de Elda), empresa pública que depende de la Concejalía de Industria.

En cuanto a las iniciativas por parte de los gobiernos autonómicos y centrales, hay que distinguir entre dos grupos en función de su naturaleza: ayudas a los desempleados del sector y acciones de promoción de empleo.

La Consellería de Industria ha puesto en marcha el paquete de ‘Ayudas a trabajadores excedentes del sector del calzado, curtidos y marroquinería’, entre otras medidas.

El Conseller de Industria, Vicente Rambla, ya anunciaba en 2010 que “el compromiso del Consell con este sector se refleja en diversos planes y acciones que se ponen en marcha con el objetivo de incentivar y ayudar a nuestras empresas. Iniciativas como los planes sectoriales de competitividad y el Plan Confianza demuestran que el calzado es un sector de referencia y de primer nivel por su calidad, diseño e innova­ción”.

Dentro del ‘Plan Confianza’ del que habla el Conseller, se contempla un ‘Plan Especial de Apoyo a los Sectores Productivos’. Gracias a la iniciativa de la Generalitat Valenciana, en Elda se han llevado a cabo un total de siete proyectos, ninguno de ellos relacionado con la industria del calzado.

De la misma manera, el ‘Plan E’ llevado a cabo por el gobierno central ha supuesto un total de ocho iniciativas.

Los proyectos de ambos gobiernos han originado obras de carácter urbano que han dado empleo a la industria de la construcción. ¿Se refiere a esto la diversificación? Esta publicación no ha podido acceder al Ayuntamiento ni a la Consellería con el fin de obtener respuesta ante estas cuestiones.

Calzado y turismo

La tendencia política en materia de calzado se dirige a la promoción del producto como reclamo turístico. El turismo se perfila como un nuevo sector económico que nunca ha gozado de gran protagonismo en una ciudad fuertemente industrial como es Elda.

Pese a las críticas de EU hacía estas políticas, figuras de renombre dentro del ámbito del calzado reivindican esta simbiosis de turismo y calzado como una gran oportunidad de diversificación.

El fundador del Museo del Calzado, José María Amat Amer se pregunta sobre la capacidad turística de Elda en un artículo publicado en la revista local ‘Alborada’: “¿Cómo puede una ciudad zapatera, incrementar el turismo en la zona cuando no se tienen alicientes naturales o paisajísticos que sean atrayentes? Sencillamente ‘vendiendo’ su propia imagen de ciudad zapatera. Para ello quieren contar con el ‘mejor Museo del Calzado del mundo’ y alrededor de él crear una corriente de visitantes basada en venta directa a particulares de zapatos fabricados en la ciudad, eventos internacionales relacionados con la fabricación, marketing o cultura siempre relacionada con el calzado (las Ferias de Calzado son un factor irrenunciable), con ello potenciar las pequeñas o grandes cosas que pueda ofrecer la ciudad y que supongan un aliciente para el visitante”.

Al ser preguntado sobre esta cuestión, Amat Amer da un paso más y vincula ese turismo con la ‘cultura zapatera’: “La industria de fabricación de calzado debe hacer uso del Museo del Calzado para prestigiar y potenciar su propia industria actual. El Museo aporta al sector una historia y una tradición que lo hace más creíble y arropa a la industria actual de la riqueza de la tradición y la artesanía”.

Leer ‘Un hueco para el calzado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: