Outlets: los artículos que no mueren

por Julia Lamo

Los clientes ya no tienen que esperar a final de temporada para comprar buenos productos a bajo precio. Las tiendas outlets son el fenómeno que se está implantando para adquirir firmas de alta gama asequibles a todos los bolsillos.

Botas de de Rebeca Sanver por 45 euros, botines en Pepe Rico que asemejan piel de serpiente por 30 o unos mocasines de Sacha London por 55 euros. No se trata de calzado de imitación o que el producto esté defectuoso, sino del fenómeno outlet que está arrasando a la hora de vender productos de comercios de alta gama. La filosofía de este tipo de establecimiento se basa en poner a disposición del cliente productos de las mejores marcas, de grandes firmas y de diseñadores reconocidos con un coste que puede ser entre un 30% y un 80% inferior al precio original de mercado. Las razones pueden ser varias: exceso de stock, productos de la temporada pasada o por taras casi inapreciables para el resto de consumidores. Las tiendas outlets se han convertido en una de las vías para darle rentabilidad a productos que antes la empresa tendría que desechar.

En España este tipo de establecimiento apenas dispone un decenio de vida, pero en Europa y Norteamérica están mejor asentados en las rutinas comerciales de los consumidores. El mayor centro comercial outlet que existe –quizás por su origen estadounidense, quizás porque casi siempre son pioneros en lo que a modas se refiere- es Woodbury Common, una superficie que se encuentra a menos de una hora de Nueva York. El centro comercial se asemeja a un pueblo típico americano, pero entre los cabarets, los bares saloon y las caballerías, todo adornado al más puro estilo country, Woodbury Common esconde tras sus aparentes fachadas de madera más de 200 tiendas de las marcas más prestigiosas con productos a bajo coste.
A menor escala pero siguiendo la misma filosofía que el gigantesco centro comercial estadounidense, en España también se encuentran grandes superficies destinadas íntegramente a comercios que venden productos de firmas reconocidas a consumidores que pueden adquirirlos sin que su economía se resienta. A pocos kilómetros de Madrid se encuentra Las Rozas Village, un centro comercial con apariencia de pueblo de lujo cuyas tiendas se centran en la industria outlet. Este tipo de complejo mercadístico es una de las nueve localidades chic de toda Europa que promueve la industria de alta gama a bajo precio. Firmas zapateras como la sueca Bally o la colección de botas Timberland a precios asequibles son algunas de las opciones que podemos encontrar dando un paseo por Las Rozas Village. Su homólogo español se encuentra en Barcelona: La Roca Village, una gran superficie disfrazada también de pueblo acomodado en las que casi cien firmas prestigiosas se congregan en el mismo núcleo comercial. Ambos centros están gestionados por la empresa Value Reatil, dedicada a la creación y explotación de estos centros comerciales de bajo coste bajo la apariencia de pequeñas localidades La empresa sigue el mismo modelo para otras ciudades europeas. El resto de complejos mercantiles outlets se encuentran en Dublín, París, Madrid, Barcelona, Milán, Bruselas, Frankfurt y Munich.

Pero no sólo las grandes urbes hacen uso de este tipo de comercio. Las tiendas outlets también han llegado hasta las localidades tradicionalmente zapateras, de esos pueblos que no necesitan que una empresa les diseñe apariencia de pequeña localidad con el fin de atraer a la clientela; de esos pueblos que siguen fabricando el calzado a golpe de doblar los pares con el martillo, de pegar cemen y de engomar, labores que hay que realizar lo más rápido posible para que la aparadora pueda montar las piezas con la máquina de coser. Elda es una de esas poblaciones vinculadas al sector del calzado en el que la industria zapatera sigue siendo uno de los pilares de la economía de la ciudad, tanto en la fabricación como en la venta de calzado. La localidad alicantina que cuenta con menos de 56.000 habitantes y, a falta de grandes superficies o centros comerciales, lo que sí dispone es de una gran variedad de tiendas zapateras y, en los últimos años, de la instalación de tiendas outlets de calzado. En total son veinte los comercios que ponen a la venta el calzado de importantes firmas a bajo precio, en la mayoría de ocasiones se trata de zapatos fabricados a pocos metros del lugar de su adquisición.
El Ayuntamiento de Elda también hace un esfuerzo en fomentar este tipo de comercios y desde la página municipal animan a los eldenses y visitantes que no dejen de visitar las tiendas outlets de la ciudad. Además, desde otras localidades vecinas se organizan viajes en autobús para visitar este tipo de comercio con el fin de que la industria zapatera eldense siga siendo un referente en el mundo del calzado. La localidad es un ejemplo de convivencia de las tiendas tradicionales del calzado con las grandes firmas internacionales. A fin de cuentas, ésa también es la esencia del zapato: adaptarse a las nuevas tendencias sin perder sus rasgos tradicionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: