Lo que cuenta el zapato

por Irene Giménez Lozano

En cuentos de hadas, poemas y novelas. El zapato es miembro destacado de entre los elementos literarios. Sus connotaciones, siempre sorprendentes.

 
Poco pensó Charles Perrault en lo escasamente práctico que era un zapato de cristal cuando escribió el relato infantil ‘La Cenincienta’ allá por 1698. Pero lo cierto es que práctico o no, el zapato de cristal que convierte a una criada en princesa se ha convertido en todo un símbolo. Para algunos un elemento inocente de los muchos que constituyen los cuentos infantiles; para otros, toda una muestra del perverso lenguaje simbólico que esconden los relatos dirigidos a los más pequeños. El psicoanalista alemán Bruno Bettelheim no duda en afirmar en su obra de investigación ‘Psicoanálisis de los cuentos de hadas’ que la escena en la que el zapato de cristal encaja en el pie de cenicienta no representa otra cosa más que la perdida de la virginidad de la muchacha: “Un diminuto receptáculo en el que un miembro del cuerpo debe deslizarse e introducirse hasta quedar bien ajustado puede considerarse como un símbolo de la vagina.” Muchos se escandalizarán, pero bien es sabido que el pie femenino desempeña un papel central dentro de los fetichismos eróticos.

 

Con dichas alusiones ocultas o no, el caso es que Perrault tenia especial debilidad por el calzado, y en 1967 ya había recopilado una vieja leyenda europea sobre un gato justiciero que imponla la ley moral enfundado en un par de botas. ‘El gato con botas’ es otro de los cuentos populares mas conocidos y versionados. En él, el gato reconoce que no necesita nada más que unas botas para hacerse valer: “No debéis afligiros, mi señor, no tenéis más que proporcionarme una bolsa y un par de botas para andar por entre los matorrales, y veréis que vuestra herencia no es tan pobre como pensáis”, dice el gato a su dueño.

Así pues el zapato desempeña un interesante papel dentro de los cuentos tradicionales, no obstante su relación con la literatura no queda ahí, si no que avanza en cuanto a estamento literario, si bien no para alejarse de la fabula, si para adentrarse en un trabajo mas elaborado: la novela. Es imposible no recordar la importancia de los zapatos rojos regalados a Dorothy en la obra ‘El mago de Oz’ de Frank Braun. Unos zapatos ya convertidos en un icono y, puesto que son más prácticos que aquellos de cristal que luciría Cenicienta, los diseñadores del momento se han puesto manos a la obra y han creado sus propias versiones. Christian Louboutin, Jimmy Choo  y Manolo Blahnik entre otros han hecho sus propias versiones del calzado de Dorothy en su periplo hacia Ciudad Esmeralda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: